Compra Online
Descuentos y Promociones

También con Tarjeta Naranja
en Tienda Naranja

Distribuidores
en Argentina y otros Países

Recibe Reflexiones
en tu correo electrónico

 

Reflexiones en Video

Ver todos los videos

Pre Conceptos

Reflexiones | 19253 lecturas

Susan Boyle es una cantante encantadora, escocesa, que llegó a la  fama por su aparición el 11-04-2009 en el popular show de búsqueda de talentos Britain’s Got Talent, del Reino Unido.
 
Desempleada, soltera y de 47 años, fue considerada muchas veces retrasada metal.
Desde el primer momento en que subió al escenario para cantar, su apariencia y gesto tímido arrancó risas y signos de desdén desde la platea.
 
Desprovista de cualquier señal de belleza, le dijo al jurado que le gustaría ser como Elaine Paige «Una famosa y elegante cantante» Que su sueño era ser cantante profesional y que iba a cantar «I dreamed a dream», del musical  «Los miserables»  lo que sonó totalmente ridículo para la mayoria de los que alli estaban.
 
Despreciada por el jurado y por todo el público, enfrentó la verguenza y el desprecio con gran valentía. Cuando empezó a cantar todo el auditorio enmudeció y a continuación estalló en aplausos y gritos de aprobación.
 
Al día siguiente You Tube se encargó de publicar la noticia del nuevo talento. En pocas semanas hubo más de 100 millones de accesos al vídeo de Susan. La dueña de esa voz se convirtió en una celebridad en pocas horas.
 
En  mayo de 2009 volvió al programa para cantar «Memory», del musical Cats. y nuevamente la platea vibró con su extraordinaria potencia vocal. 
 
¿Por qué esa historia llamó tanto la atención?
Simplemente por el hecho que los seres humanos juzgamos los rótulos antes de conocer los contenidos. Cuando Susan dijo que quería ser como Elaine Paige, todos rieron y se burlaron. Infelizmente somos así, juzgamos a nuestros semejantes por la apariencia, sin conocer lo que nos pueden ofrecer.
En ese momento tanto el jurado como el público presente menospreciaron a un gran talento, antes de conocer su voz. De no ser por la madurez que Susan demostró, al no escuchar los silbidos y las burlas, se hubiera malogrado un sueño, simplemente porque no respondia estéticamente a lo que se esperaban.
 
¿Por qué pensamos que una persona que no posea demasiado atractivo físico, no puede cantar bien? ¿Es que solo las personas con un cuerpo esbelto y una cara bonita, pueden tener una gran voz y la posibilidad de triunfar en la vida?
En esta ocasión, su simpatía y principalmente su voz conquistaron al mundo entero.
Desde los 12 años, soñó con cantar profesionalmente, pero nunca fué aceptada por nadie.
Y curiosamente la canción que escogió para participar en el concurso de TV, no podía ser más oportuna.
«I dreamed a dream - Yo tuve un sueño» Un sueño que durante tantos años parecía imposible, se hizo realidad.
 
Fuentes que conocen a Susan, afirman que es una persona maravillosa y que el mundo se perdió durante mucho tiempo la oportunidad de conocerla, porque no encajaba en el perfil de las mujeres que hoy conquistan los escenarios, con ropas ajustadas, sensuales y provocativas.
 
Susan Boyle, conquistó millones de corazones y arrancó lágrimas incluso a los más insensibles. Y lo hizo siendo ella misma, no tratando de copiar estereotipos, ni patrones de belleza artificiales, utilizó la más grande belleza natural que tiene «su voz »              
 
Al final de la primera audición, los miembros del jurado se disculparon con Susan.
Amanda Holden fue categórica al decir: «Estoy impresionada, todos estábamos contra usted y veo que fuimos arrogantes. Usted nos dió la mejor lección que tuvimos. Sólo me gustaría decirle que fue un privilegio poder escucharla. Vamos a comenzar a mirar a las personas a través de los ojos, sólo así las conoceremos verdaderamente y no correremos el riesgo de perder las joyas que la vida nos ofrece»
 
Despues de esta increible actuación comenzaron a llover invitaciones de todas partes del mundo, grabadoras, estilistas, productores, cineastas y hasta fue invitada para cantar en la Casa Blanca, para el día de la Independencia. 
Una mujer ignorada mostro su talento de una forma simple y sencilla y desintegró los preconceptos generados por nosotros mismos.
 
A ti te puede gustar o no el estilo de Susan, pero no puedes negar que ella dio una lección de moral y ética a la humanidad tan mezquina.

Cada uno de nosotros tenemos uno o varios talentos, no dejemos que nos juzguen por las apariencias. Mostrémonos tal y como somos con nuestros puntos fuertes, mientras reconocemos los más debiles y seguimos trabajando en ellos.  

«Gracias, Señor porque a través de Susan Boyle, nos has mostrado cuan miserables podemos ser y cuantos talentos somos capaces de manifestar»
 


 

 


 

¿Disfrutaste la lectura? ¡Compártelo con alguien más!

Regala
un Libro

Envíalo
a un Amigo

Libro
de Visitas

Elige un Tema

Busca Reflexiones