Compra Online
Descuentos y Promociones

También con Tarjeta Naranja
en Tienda Naranja

Distribuidores
en Argentina y otros Países

Recibe Reflexiones
en tu correo electrónico

 

Reflexiones en Video

Ver todos los videos

La Tienda del Cielo

Reflexiones | 28495 lecturas

Cuando me aproximé, la puerta se abrió... entré y vi  ángeles por todas partes...
Uno me dio una cesta y dijo: Compra todo lo que quieras, en la tienda hay de todo lo que necesitas... 
          
Lo primero que tomé, fue PACIENCIA y AMOR, estaban uno junto al otro... más adelante estaba COMPRENSIÓN, seguro que más adelante la necesitaría...
Compré, además, SABIDURÍA y mucha FE....
No me olvide de la COMPASIÓN, pues estaba por todas partes...

Me detuve para comprar, FUERZA y CORAJE, pues, me ayudarían mucho en esta carrera de  la vida.
Cuando ya tenía casi llena la cesta, recordé que me hacía falta GRACIA, BENDICIÓN...

No me debía olvidar de la SALVACIÓN. La ofrecían ¡GRATIS!, entonces tomé una buena cantidad.

Cuando iba llegando a la caja, vi ORACIÓN, y la agregué a mi canasta ya repleta.
Sabía que cuando saliera la tendría que usar...

La PAZ y la FELICIDAD estaban frente a mí, así que aproveché para tomar una buena porción; la ALEGRÍA colgaba del techo, tomé una, sabía que era necesaria. Llegué al cajero y pregunté: ¿Cuánto debo?

Él sonrió y me contestó:
Lleva tu cesta donde quiera que vayas...
Una vez más, pregunté: ¿Cuánto realmente debo?
El sonrió otra vez y dijo: Hijo mío, no te preocupes, Jesús pagó esta cuenta hace mucho, mucho tiempo atrás.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna"  (Juan 3: 16)

 

¿Disfrutaste la lectura? ¡Compártelo con alguien más!

Regala
un Libro

Envíalo
a un Amigo

Libro
de Visitas

Elige un Tema

Busca Reflexiones