Síguenos en las redes sociales  

El dolor del veneno...

En Hechos 28, cuando Pablo fue picado por la víbora, su mano se hinchó y el veneno no lo mato. El texto no menciona que la picadura no le dolió.

Esto bien podemos aplicarlo a nuestras vidas, Dios no nos promete librarnos del dolor de las pruebas, pero si del efecto del veneno. Puedo asegurarte que vas a pasar por mucho dolor, pero quedate tranquilo que no vas a morir en el intento de superarlas...

 

Más para Leer

blog-thumb
Juan 3:16

27-07-2009


blog-thumb
La Fe

20-11-2010


blog-thumb
Cuida a tu pareja

14-01-2011


Compártelo

Escríbenos

Déjanos un mensaje