Compra Online
Descuentos y Promociones

También con Tarjeta Naranja
en Tienda Naranja

Distribuidores
en Argentina y otros Países

Recibe Reflexiones
en tu correo electrónico

 

Reflexiones en Video

Ver todos los videos

Termina lo que has comenzado

Ánimo | 43667 lecturas

Nadie viene a este mundo vacío, todos llegamos con algo, todos venimos llenos de potencial.

Así como una semilla tiene la capacidad de germinar, transformarse y multiplicarse en fruto abundante, tu vida posee mucho más de lo que has manifestado hasta hoy, pero a  diferencia de las semillas, no dependes de alguien que plante y cultive el potencial que hay en tu interior; en realidad eres responsable mientras vives de expresar, de activar y liberar al máximo tus habilidades escondidas e inactivas, no importa cuánto hayas logrado hasta hoy, aun hay mucho dentro de ti que necesita ser liberado.

¿Cómo puedes liberar lo que hay dentro de ti?

A través del trabajo y de la acción.

Fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, y Dios el ser por excelencia, el ser creativo, hizo el universo de la nada y permitió al hombre ser semejante a Él, cada día, a través de su talento creativo.

Cuando miramos al hombre, según nos relata el libro de génesis, vemos a este, no como un mono o un ser primitivo e ignorante, sino más bien como una persona dotada de grandes aptitudes físicas y mentales que lo capacitaron para labrar, cuidar el huerto del Edén y colocarle nombre a cada uno de los animales que había en aquel maravilloso lugar, y ese trabajo diario que hacia Adán era la opción que Dios le daba al hombre, para que este expresara su potencial, inteligencia y su capacidad creativa.

Y es precisamente el trabajo diario la opción que tenemos de expresar nuestras habilidades, desafortunadamente para muchos el peor castigo es tener que trabajar, cuando en realidad es un gran privilegio el tener la oportunidad de ser útiles. Seguramente conoces personas o estas experimentando personalmente el sufrimiento de muchos jubilados, antes de su retiro se lamentaban de su trabajo diario ,pero más lamentable fue el despertar a la realidad de que ya no debían volver a sus tareas cotidianas y ser útiles, la frustración y el vacío que sintieron por esto a muchos les costó la vida, en cambio cuando después de su retiro, se dedican a alguna actividad que los absorbe, recuperan la alegría de vivir a causa de que volvieron a sentirse útiles.

Cuando comienza tu día, trata de quitar los pensamientos negativos en cuanto al trabajo y trata de vivir cada minuto intensamente, dando lo mejor de ti, y al adoptar esta forma de pensar, estarás transitando el camino que te conduce al éxito, a la productividad y a la a expresión de tu potencial.

Cuando vemos el trabajo, o lo que hayamos emprendido, desde un ángulo contrario, es decir como algo cansador y rutinario, caemos en la tentación de abandonar lo que hemos comenzado.

¿Cuántas veces comenzaste algo y luego lo abandonaste? Eres  de los que comienzan algo y lo terminan, o perteneces al grupo de aquellos que comienzan un proyecto con entusiasmo, pero luego la rutina diaria y el cansancio los aplasta, y no pueden terminar lo que con tanta alegría  y expectativa habían comenzado…, te caracterizas por ser una persona que lucha hasta el final, o ante la adversidad, bajas los brazos y abandonas la pelea?

Lo más importante no es cuantas cosas hayas comenzado, sino cuantas haz terminado…

En una carrera no siempre alcanza la victoria el que corre a gran velocidad, sino aquel que persevera hasta el final, porque terminar es más importante que empezar.

¡Qué satisfacción sentimos al concluir una responsabilidad que nos han asignado, nada produce mayor satisfacción que finalizar una tarea pendiente!

Porque la mayor causa de estrés y ansiedad no proviene como consecuencia de reflexionar en aquellas cosas que debemos iniciar sino por meditar en aquellas  que debemos terminar.

La historia se encuentra llena de grandes iniciadores que murieron sin terminar aquello que habían comenzado, Miguel Ángel murió con el cincel en la mano, seguramente ese día creyó que realizaría otra gran obra maestra, pero lo sorprendió la muerte. Aprovecha cada momento de tu vida para llevar a cabo tus sueños, visiones, metas, ya que no fue el plan de Dios que el cementerio fuera el lugar de descanso para tu potencial.

Jesús completo su tarea aquí en la tierra, sus palabras en la cruz muestran claramente que él había cumplido su asignación… San Juan 19:30 relata lo siguiente “Cuando Jesús hubo tomado vinagre dijo: …consumado es, y habiendo inclinado la cabeza entrego su espíritu”

Jesús libero y uso al máximo su potencial, a fin de cumplir el propósito por el cual Dios lo había enviado al mundo, en otras palabras, Cristo fue a la tumba vacío, habiendo entregado todo de sí mismo y terminando con éxito su misión.

Tu también has nacido con un propósito y todas las habilidades para cumplirlo están dentro tuyo esperando ser liberadas, Dios no planeo que el cementerio fuera el lugar de descanso final para tu potencial.

Sabias que hay centenares o aun miles de personas que han nacido, o  que están por nacer, que necesitan recibir el beneficio de los libros, poemas o artículos que muchas veces te has resignado a no escribir, tal vez necesiten escuchar las canciones que has fracasado en componer, o las invenciones que seguís posponiendo para más adelante, o el negocio que aun no has iniciado, quizás, ¿porque no?, sean millones los que necesitan del ministerio que Dios te ha dado pero que todavía no te atreves a comenzar… Recuerda, esta generación y las generaciones venideras necesitan oír, descubrir y disfrutar el tesoro de tu potencial…

 Mario Serrano

 

¿Disfrutaste la lectura? ¡Compártelo con alguien más!

Regala
un Libro

Envíalo
a un Amigo

Libro
de Visitas

Elige un Tema

Busca Reflexiones