Compra Online
Descuentos y Promociones

También con Tarjeta Naranja
en Tienda Naranja

Distribuidores
en Argentina y otros Países

Recibe Reflexiones
en tu correo electrónico

 

Reflexiones en Video

Ver todos los videos

Clases de personas

Ánimo | 35183 lecturas

Hay dos clases de personas, las que sueñan, ríen, creen en su potencialidad, saben que con
amor se pueden cambiar las cosas. Que están seguros de poder tenerlo todo en la vida: una
pareja estable que los ame, un buen empleo y una vida llena de felicidad y alegría, a pesar
de los momentos de dolor y soledad que tendrán, pero que consideran sobre todo, que la
vida vale la pena y que vivir es una oportunidad de realizar y cumplir sueños e ilusiones.

Hay otra clase de gente a la que le gusta pinchar los globos de los demás. Son las que creen
que todo está en el destino, que nada se puede cambiar. No creen que los sueños puedan
hacerse realidad y no les gusta ver que otros ríen, sueñan y quieren ser felices.

Estas personas son expertas en el desánimo y el negativismo. Miran con desdén a los
que tienen deseos e ilusiones y a los que creen en la amistad y el amor. Son este tipo de
personas que acostumbran a decir cosas como: si, si, pero no hay nada perfecto. No puedes
tener todo lo que quieres, los sueños son solo eso, sueños.

Pero puedo asegurarte que tu vida puede ser lo que quieras. Porque en la vida los sueños,
los deseos y las ilusiones siempre han sido muy importantes, pero claro lo que estoy
diciendo no vale para cualquier deseo, sueño o ilusión. Tienen que ser deseos y sueños
legítimos.

Así que sueña, sueña mucho y a lo grande. Pon todo tu corazón, tu alma y esfuerzos en
realizar tu sueño. Y empieza a dar pasos que te acerquen a su cumplimiento.

Si quieres tener a tu lado una pareja emocionalmente sana, que te ame y con quien te
sientas feliz y realizado, empieza por cambiar tus parámetros mentales. Empieza por
amarte a ti mismo, a borrar de tu mente todo lo negativo y a limpiar tu corazón y tu alma
de resentimientos y rencores.

Si quieres un empleo maravilloso, empieza por prepararte a nivel profesional y a
desarrollar tu sentido de la responsabilidad. En fin, cualquier cosa que desees, pídela de
todo corazón a Dios, y espera confiadamente. Si lo que pides es bueno para ti se te dará, si
no es bueno se te dará algo mejor.

¿Disfrutaste la lectura? ¡Compártelo con alguien más!

Regala
un Libro

Envíalo
a un Amigo

Libro
de Visitas

Elige un Tema

Busca Reflexiones