Compra Online
Descuentos y Promociones

También con Tarjeta Naranja
en Tienda Naranja

Distribuidores
en Argentina y otros Países

Recibe Reflexiones
en tu correo electrónico

 

Reflexiones en Video

Ver todos los videos

Despedida

Amor | 121918 lecturas

En una ocasión, escuché la conversación de un padre y su hija momentos antes de separarse. Se anunciaba la salida del vuelo que ella iba a tomar y junto a la puerta la escuché decir: Papá, nuestra vida juntos ha sido suficiente. Tú me has dado siempre el amor que necesité.

Hija, te deseo lo suficiente, respondió el padre. Se besaron y ella partió. Él, caminó hacia donde yo estaba sentado. Se quedó ahí mirando por la ventana, pero sin mirar. Era evidente que quería y necesitaba llorar. Intenté no ser un intruso en su privacidad, pero él me preguntó: ¿alguna vez dijo adiós sabiendo que será para siempre?

-Sí, lo he hecho-, respondí.

Le pregunté: ¿por qué piensa que es un adiós para siempre? 

-Soy viejo y ella vive muy lejos y sinceramente, creo que su próximo viaje de regreso será para mi funeral-, dijo.

-Cuando le decía adiós le escuché decir: Te deseo lo suficiente, ¿qué significa?

Comenzó a sonreír... -Esa es una frase que se ha dicho en nuestra familia, de generación en generación. Mis padres se lo decían a cualquier persona-. Hizo una pausa por un momento y continuó, diciéndome: Cuando nosotros decimos "Te deseo lo Suficiente", estamos deseándole a la otra persona que tenga una vida llena de suficientes cosas buenas que lo sostengan y continuó recitando lo siguiente:

Te deseo el suficiente sol para mantener tu actitud brillante…

Te deseo la suficiente lluvia para apreciar más el sol…

Te deseo la suficiente felicidad para mantener tu espíritu vivo…

Te deseo el suficiente dolor para que los pequeños placeres de la vida parezcan más grandes…

Te deseo la suficiente ganancia para satisfacer tus deseos…

Te deseo la suficiente pérdida para apreciar todo lo que posees…

Te deseo los suficientes "holas" para que te lleven a través del "adiós final"...

Te deseo la suficiente bendición de Dios, para que sea todo lo suficiente que necesites…


Cuenta la historia que todos los fines de año, en Irlanda, brindan deseándose lo siguiente, que tengas:

Suficiente felicidad para mantenerte dulce…

Suficientes problemas para mantenerte fuerte…

Suficientes pruebas para mantenerte en armonía…

Suficientes esperanzas para mantenerte feliz…

Suficientes fracasos para mantenerte humilde…

Suficientes éxitos para mantenerte ansioso…

Suficientes amigos para darte consuelo…

Suficiente fortuna para cubrir tus necesidades…

Suficiente entusiasmo para mirar hacia delante…

Suficiente fe para desterrar las depresiones…

Suficiente determinación para hacer que hoy sea mejor que ayer.

  Amor - José Luis Prieto

 

 


 

¿Disfrutaste la lectura? ¡Compártelo con alguien más!

Regala
un Libro

Envíalo
a un Amigo

Libro
de Visitas

Elige un Tema

Busca Reflexiones